domingo, 4 de agosto de 2013

Entrevista a Carlos Lavida

Carlos Lavida 
(Lima, 1983)


¿Cuáles fueron tus inicios en el mundo de la historieta?

Cuando tenía ocho años, empecé haciendo una pequeña historia que era sobre un juego de básquet. Era secuencial, tenía viñetas, pero no volví a hacer algo así. Si bien toda mi vida he dibujado, no volví al cómic hasta el año 2008, en que salió el 1er Concurso Buscando un Superhéroe Peruano, organizado por el diario Perú21, en el que participé con el personaje Rímac. Había dejado la historieta porque sentía que era más fácil o más práctico hacer una sola imagen. Crecí en una época en la que no se veían historietas en los kioskos.

Estudié diseño en ORVAL pero era algo más académico. No sé si me ayudó a hacer historieta en sí. Quizá me ayudó a perder el miedo: a dibujar personas, escorzos... Participé en los talleres del Festival Mundo Viñeta: en el 2009 con Jens Harder y, en el 2011 con Pierre Alary.

¿En tu familia hay personas vinculadas al cómic o al Arte? ¿Qué opinaron sobre tu vocación?

Mi tío es Alberto Quintanilla, pintor reconocido, quien vive en París actualmente pero viene también a Lima cada cierto tiempo. Con él estuve el verano de 2005 (yo tenía 23 años), enseñándome cosas ligadas al óleo. Lo que más me llamó la atención fue su compromiso como artista. Esa visión que, hasta el momento, me parece no había tenido tan de cerca. Yo realizaba cuadros que copiaba de fotos y vendía en esa época para recursearme.

Comencé en el humor gráfico sin querer, buscando nuevas formas de expresarme, hacer cosas que me gustaran. Abrí el blog de Ed Hibert, donde comencé a publicar cosas sueltas; luego a ver más el personaje, buscarlo más. No sabía qué tan gracioso podría ser.

En esos años yo no estaba haciendo nada. En mi familia se alegraron más bien de que esté dibujando más. No sabía bien qué hacer, por ahí un poco de humor...

¿Cómo te organizas para realizar tus comics? ¿Tienes un horario?

Ahora sí tengo un horario porque soy papá. Trabajo de 12pm – 5pm. Los jueves se los dedico a El Otorongo. Lo que hago va naciendo espontáneamente. Yo ando todo el día pensando en chistes y los voy anotado en mi libreta o mi blackberry; y la idea es que cuando empiece mi hora de trabajo tenga algo para dibujar y luego publicar en  Toma Mientras (https://www.facebook.com/Tomamientras); pero a veces hago trabajos de freelance y aprovecho ese tiempo para desarrollarlos.
 
¿Qué caracteriza tu trabajo?

El texto. Lo que cuento es bastante intimista, no necesariamente mío sino íntimo del personaje, su vida interior.

Creo que, a medida que voy creando, voy cambiando mi realidad. Las cosas que me han pasado las he camuflado, las he transformado, pero comienzan en mi vida personal. Hago esto porque mi realidad a veces no es suficiente. Miras hacia afuera y lo digieres de otro modo. Por ahí son cosas que no se entienden del todo, simplemente que yo las cambio para hacerlas más ridículas o más amenas.
Cuando terminé Tren de ficción (Editorial ContraCultura, 2012) me sentí más tranquilo. Acababa de ser papá, también...


Dentro de lo que has publicado, ¿qué obra consideras mejor?

Tren de ficción es la que considero más lograda, en cuanto a narración. No sé si se notó pero traté de integrar el humor con la historia. Por otro lado, me parece que Super Freaks (edición independiente, 2011) tiene mejor dibujo. Me apena que la impresión no resalte el trabajo del lápiz. No tenía mucho tiempo en Tren de ficción…

¿Cuál es tu método de trabajo?

Hago un guión general (el guión trabajado siempre te facilita las cosas): la historia del chico, el tren, cosas alrededor del tren, luego se baja y le pasan cosas, termina yéndose en el tren… Luego le fui integrando anécdotas que me iban pasando o inventaba. He sido bastante ordenado con esta obra.

En parte, esta forma de trabajar tiene que ver con mi afición por la literatura. Yo escribía cuentos antes. Y paso algunas cosas de mis cuentos al cómic.

¿Cómo organizas tu trabajo en historieta con otras actividades que, evidentemente, son más rentables?

Hacer el Tren hubiera demorado un año o un año y medio pero no hubiese sido rentable para los trabajos que tenía. Las cinco horas que dedico a hacer algo. Avanzo muy poco el cómic, tres viñetas hoy y luego cinco la próxima semana. Sin embargo, la gente lo va a leer igual de rápido que un chiste… A veces la gente no se da cuenta el trabajo que se invierte en cada página (¡yo he visto a alguien leerse Las moscas no vuelan de noche en veinte minutos pero a mí me tomó como cuatro meses!)
.
Por otro lado, yo puedo hacer un chiste y puedo estar contento un tiempo con la respuesta de la gente. Pero hacer una buena página de historieta, a pesar de que no va a llegar a tanta gente, para mí es suficiente.

¿Qué proyecto estás desarrollando actualmente, en el campo del cómic?

Ahorita ando desarrollando dos historietas: Amores urbanos (aparecida en la revista Cuete y Fierro Perú – ContraCultura, 2013), historias pequeñas de dos páginas que se van a publicar cada entrega. 30 personajes, cada uno tiene una filia distinta. Al final sucede algo que los junta a todos.

La otra es Vallejito, Versos y Humor, que es una interpretación de los textos de Vallejo. He publicado algunas imágenes en mi fanpage de facebook y ha sido muy bien recibida. Posiblemente salga para la feria del Libro Ricardo Palma, ya tengo hasta el prologuista.


¿A qué autores admiras?

Borges me gusta mucho, así como el humor de Gustavo Sala. También veo películas y series como Los Simpsons, Padre de familia, Seinfield... Consumo más literatura que cómic de superhéroes, eso sí te puedo asegurar…

¿Algo de estos trabajos está presente en tus publicaciones?

De los dibujos sí. Me gustan mucho las comedias de situaciones. En realidad, quién sabe y más adelante me anime a hacer el guión de una. Fontanarrosa es lo que más he leído últimamente. Por ahí que en Amores Urbanos se pueda ver algo de la línea que he estado viendo. Yo consumo más humor gráfico que cómic. 

¿Qué debe tener un cómic para que te parezca que está bien realizado?

Creo que principalmente la forma en la que cuenta las cosas. Antes pensaba que era el tema. Pero he leído cosas que son simples pero están muy bien contadas. Es difícil, pero está en contar algo de la mejor manera y que el gráfico no sea lo que imponga sino que vaya de la mano con el texto. La creación del personaje principal también es muy importante, su perfil psicológico. Es lo que hace la historia.

¿Qué respuestas tienes del público? ¿Qué crees que opinan de tu trabajo?

Creo que la respuesta es bastante buena. De esto me entero a través de el editor y gente cercana. He recogido buenos comentarios en la escena local. Sobre todo de gente que no tenía mucha idea de lo que era historieta. Lo más satisfactorio es que me agrega gente que nunca lee historieta, pero ha leído mi obra y les ha gustado. Amigos que hacen cine, me agregan al facebook. Les ha gustado mucho la narración, la historia. Eso es bueno porque trasciende a otros planos, no sólo a gente que lee comics.

Con Tren de ficción he podido ir a un par de ferias fuera de Lima. Eso me ha ayudado a difundirlo, a desenvolverme, a darme más seguridad.


¿Consideran que la movida de cómic está igual, mejor o peor que hace unos años? ¿Por qué?

Creo que está mejor en cuanto a la atención que se le da, hay más espacios. Pero en cuanto a la venta está igual. No hay un público masivo (para el cómic de autor en todo caso). No hay más editoriales interesadas. Hay 2 ó 3 y esto es. De que está mejor está mejor pero tampoco es un salto muy alto.

Lo que falta es que, si bien la producción ha mejorado, hay más autores nacionales, pero los que consumen están leyendo más comics de superhéroes. No sé qué tanto esto pueda mejorar en los próximos años. Falta una exigencia del consumidor también. Estoy seguro de que piensan que comprar una historieta de autor no vale lo mismo que comprar una novela, por ejemplo.

¿Qué cosas están pendientes?

Mejor distribución. Y no sé si es responsabilidad de la editorial o de las librerías porque no están todos los materiales. Pregunto por El Cuy, El Cuy sí está. Pero no sé si no reciban a otros autores.

Tampoco sé qué tantas librerías haya. Elaborar el cómic nos exige un tiempo que nos agota para, además, tener que estar pensando en la distribución…

¿Qué autores de la escena local te parecen buenos?

Me gusta mucho el trabajo de Óscar Alarcón en Trujillo. En Lima, la dedicación en la línea de Miguel DET. Sobre los autores, en general, me gusta que todos son muy diferentes, todos tocan temas diversos. No debería faltar mercado.
 

Carlos Lavida
Carloslavida.blogspot.com
Facebook.com/Tomamientras

2 comentarios:

benny rios arenas dijo...

el contenido de tu blog me interesa muchísimo, pero los colores de las letras y el fondo negro no permite que haya una buena lectura, mi sugerencia como seguidor. gracias

benny rios arenas

Juan Carlos Delgado dijo...

Gracias, Benny. Una actualización en la plantilla y detalles son necesarios. Espero hacerme de un tiempo para ello. Saludos!